Qué hago para subir la hemoglobina

Es bueno saber que tú o alguno de tus conocidos ya se encuentra mejor, después de haber estado convaleciente durante un tiempo, pero ¿y ahora cómo se sube esa hemoglobina? Porque esa ictericia y ese decaimiento no son muy saludables que digamos.

Métodos para eso hay varios, en los casos más graves es preciso realizar una transfusión de sangre, sin embargo, la manera más sencilla no va por intravenosa sino oral, lo cual sería, comer de buena gana y los alimentos correctos.

En este post, te enseñaremos un par de preparaciones, te mencionaremos igualmente algunos alimentos que te ayudarán a levantar esos niveles de hemoglobina, para que tú y los tuyos se pongan y mantengan fuertes.


Consejos para subir la hemoglobina

Sopa de patas de pollo

Sí, suena extraño, incluso un poco indigesto, pero te aseguro que esta sopa es fantástica y hace maravillas especialmente en casos de dengue, zika o chikungunya… sin mencionar que, estando bien hecha, sabe bien.

Si quieres saber cómo se prepara te lo explicamos de manera sencilla: tomas las patas de pollo y las limpias minuciosamente, retirándole las plumas, uñas y demás. Luego, las hierves en agua hasta que estén cocidas y después las licúas o trituras.

Obtienes así una preparación que debes colar para que te quedes sólo con el caldo, y después de haber aislado el caldo inicias la preparación de la sopa como tal.

Sopa de sardinas

También es una receta poco ortodoxa, e igual de efectiva, por lo general se usan las cabezas de la sardina, aunque si lo deseas puedes hervir y procesar el cuerpo entero, recuerda que de todas formas todo eso lo vas a colar para obtener tu caldo.

Te puede interesar  dormir bien

Igualmente es válido que mezcles ambas sopas

Se supone que así el valor nutritivo se eleva al cuadrado y, como te mencioné más arriba, bien preparada es un plato delicioso.

Si no, puedes ir a la segura: una clásica sopa de pollo (y sin sus patas) que no falla jamás.

Ahora, si hablamos de los alimentos

Te recomendamos encarecidamente que te decantes por los vegetales de hojas muy verdes,  Las espinacas, las acelgas, los brócolis, los puerros, el berro y demás son muy efectivos en cuanto a elevar los niveles de hemoglobina se refiere.

Las carnes rojas de igual manera aportan mucho, un pequeño asado o una sopa de carne de res favorece mucho la salud de un convaleciente.

Y desde luego que son válidas las frutas, con especial énfasis en las que son de color rojo intenso, como las fresas, moras y frambuesas, las puedes incluir ya sea al natural o procesadas en forma de jugos, gelatinas, mermeladas o dulces.

Por último ¿Cómo vas a distribuir las comidas?

Asegúrate de que no pasa demasiado tiempo entre una comida y otra, por lo tanto, programa meriendas y pequeños espacios de ingesta para que así aumente la cantidad de nutrientes que ingresa al organismo sin atiborrarlo.

Deja un comentario