Evitar el síndrome postvacacional

Según estudios sobre el comportamiento humano, volver de las vacaciones puede demandar entre una y dos semanas hasta que la persona se adapte nuevamente a las rutinas y responsabilidades. Regresar de las vacaciones de una manera brusca (por ejemplo, volver un día domingo por la noche y el día lunes comenzar nuevamente las actividades y rutina diaria), puede incrementar a que la persona padezca lo que se conoce como síndrome postvacacional.

 

Características del síndrome postvacacional

  • Cansancio. 
  • Pereza. 
  • Lentitud al realizar las actividades que anteriormente se hacían con velocidad (levantarse a una hora determinada, desayunar, ducharse, etc). 
  • Falta de motivación. 
  • Desgana. 

 

¿Cómo evitar el síndrome postvacacional?

Si deseas evitar el síndrome postvacacional, ten en cuenta estos consejos:

 

  • Evita regresar el día anterior al comienzo de las actividades. Puedes regresar unos días antes y disfrutar de tu hogar y hasta de tu ciudad. No sabes lo maravillosa que es la ciudad donde vives cuando observas a tu alrededor sin que te corra el reloj, las rutinas, los tiempos, etc. 
  • Aprovecha el tiempo para descansar, levantarse sin horarios durante esos días previos al regreso. 
  • Observa más y piensa menos. Seguramente tu ciudad tiene algún atractivo turístico que atrae a personas en vacaciones pero que, al vivir en esa misma ciudad, evitamos visitar. Tal vez esa atracción turística sea apenas un río donde poder descansar o tal vez se trate de un gran monumento. 
  • Poco a poco, coloca alarmas para que te despierten a determinada hora del día. 

 

Te puede interesar  Ahorrar en la factura de la luz

Sin embargo, el hecho de sufrir algunas de las características de este síndrome, no indica que sea malo. Por el contrario, si luego de un largo año de trabajo, puedes descansar en vacaciones y, al regresar, sentir un poco este síndrome, es porque en las vacaciones has logrado desconectarte de las responsabilidades y esto, es extremadamente positivo para tu cerebro y estado físico y emocional.

 

Ahora, ha llegado el momento de regresar…

síndrome post-vacacional

 

¿Qué hago al volver de vacaciones?

Una vez que nos hacemos a la idea de regresar a las responsabilidades y rutinas, existen muchas cosas que podemos hacer y que nos ayudarán a sentirnos motivados durante el año de trabajo:

 

  1. Apúntate al gimnasio. La actividad física favorece la liberación de endorfinas, hormonas que aumentan la felicidad y la sensación de placer. 
  2. Sé parte de un equipo o de algún deporte que sea de tu agrado, por ejemplo el vóley, futbol, padel, etc. Esto te permitirá sentir que has hecho un cambio respecto al momento previo a salir de vacaciones. 
  3. Toma clases de actuación, teatro o algo que te relaje la mente. También puedes apuntarte a  clases de yoga. 
  4. Sal con tus amistades al menos una vez a la semana. En muchos lugares del mundo se estila que, al finalizar una jornada de trabajo, los viernes, las personas se reúnen a celebrar el inicio del fin se semana con una buena cena o reunión. 
  5. Busca un hobbie o algo que te haga sentirte bien y establece una meta para cumplirla durante este nuevo «comienzo del año». 
  6. Disfruta de algo todos los días. Tal vez no sea lo mismo, pero debes poder encontrar los pequeños placeres de la vida día a día; por ejemplo puedes encontrar un lugar donde almorzar al aire libre en tu horario de descanso en el trabajo, caminar más y viaja menos en autobús, entre otras tantas cosas. 

 

Te puede interesar  Cómo celebrar una fiesta de cumpleaños original

Sugerencias para volver de las vacaciones en relación al trabajo

  • ¡Bienvenido nuevamente al trabajo!

Tienes un empleo ¡Disfruta de eso! Muchas personas reniegan que deben regresar al trabajo pero pasan por alto que el hecho de poder tomar vacaciones implica que tienen un empleo. Existe alrededor del mundo cada vez más empleos donde las personas no pueden gozar de vacaciones (sea por falta de dinero o de tiempo para viajar, etc).

 

  • Enfócate en aquellas cosas positivas

Todo empleo tiene cosas positivas y otras no tanto: tal vez en tu caso lo positivo sea la buena relación con tus compañeros, los beneficios que la empresa brinda a sus empleados (obsequios, premios, incentivos de producción, etc), la flexibilidad en los horarios de trabajo o la comodidad de las oficinas. Lo importantes que puedas encontrar aquellas cosas positivas dentro de la rutina.

 

  • Si te sientes a disgusto en el trabajo, puedes plantear como meta personal conseguir un nuevo empleo durante este nuevo año laboral

Es cierto que buscar un nuevo trabajo, es tan desgastante y estresante como trabajar. Así que ¡tómalo con calma! No dejes el empleo que tienes antes de encontrar uno nuevo y esfuérzate en alcanzar tus metas.

© 2017 Evitar el síndrome post-vacacional. Qué hago para….

Síguenos en @quehagopara

Deja un comentario